SIHAYVIDADESPUESDELAMUERTE.COM : "VIDA, LUZ Y FELICIDAD"- EL LIBRO DIRIGIDO Y DICTADO POR DIOS - ¡ES EL LIBRO DE DIOS!
SIHAYVIDADESPUESDELAMUERTE.COM :  "VIDA,  LUZ  Y FELICIDAD"-                     EL LIBRO DIRIGIDO Y DICTADO POR DIOS - ¡ES EL LIBRO DE DIOS! 

MENSAJES DE DIOS PARA LOS LÍDERES  DEL MUNDO

En las páginas 245 y siguientes del libro podéis leer:

Esta es LA JUSTICIA DE DIOS para todos los que estáis en el PODER. Cuando os reunís, lo que hacéis muchas veces es no solucionar nada, porque cada vez el mundo está peor. Lo que os digo será la solución para todos. A todos ellos, a los gobernantes del mundo, les diré que todos los seres humanos que han NACIDO, tienen derechos, lo primero comer, una vivienda digna, un trabajo y el poder vivir en paz, para poder desarrollar aquello por lo que han venido a éste mundo. Los que mandan, tendrían que saberlo:

 

 Gobernar con justicia y honradez para repartir todo bien, si uno se compromete en gobernar sea el país que sea. Tendríais que estar todos unidos. Os tendríais que reunir todos y arreglar las cosas para que vayan bien para el pueblo, lo primero: Quitar la hambruna que es lo peor. Procurar que haya trabajo para todos. ¿Cómo? Bien sencillo: Lo tenéis en todas las capitales y en todos los pueblos del mundo entero, el llamado casco urbano antiguo.

 

 Está muy viejo, vas por estas calles y da pena, están las casas que se caen de viejas y deterioradas, con peligro cuando pasas cerca de ellas. Todo ello se puede renovar, reformar, restaurar o hacerlas nuevas. Pero no se lo hagáis pagar al propietario porque no tiene recursos. De lo contrario no estarían así amenazando ruinas. No solamente hace falta que deis vueltas por el centro, tenéis que ir también a las afueras, que ya veréis lo que vais a encontrar. Tanta pobreza no tendría que estar permitida. Encima tienen que pagar los impuestos y el catastro.

 

 ¿No comprendéis que así no se puede levantar España ni los otros países extranjeros? De ésta forma, así no se podrá levantar ningún país. Sentaros todos, reuniros, pero con buena voluntad, sin ánimo de lucro, pensando en el pobre que no tiene nada y tampoco trabajo. Además amenazado que le van a quitar la vivienda por no poder pagar. No permitáis que le quiten la vivienda.

 

 Poneros por un momento en su lugar:

 ¿Os gustaría que os lo hicieran a ti y a tu familia?

¡Por allí tenéis que empezar! No le hagas a una persona lo que no quieres que te hagan a ti. Mirar y pensar si algún día te encontrarás tú así, en ésta situación que es muy triste. El hambre es una cosa muy mala y la hambruna es todavía peor  porque es hambre para todos. No lo debéis de consentir, todavía estáis a tiempo, podéis empezar a reformar o derribar casas viejas.

 

Reconstruir o hacer nuevas dais trabajo para todos. Les mandáis a estas familias de momento a un hotel, con todos los gastos pagados, mientras tanto les reforman sus casas, se les dice que vayan tranquilos, que no se preocupen por nada. Cuando estén sus casas bien reformadas, ya volverán, pero de momento en el hotel.

 

Así ya tienen trabajo, los hoteleros, los arquitectos, los albañiles, camioneros, fontaneros, electricistas, carpinteros, pintores, etc. y todos los que venden materiales relacionados con la construcción para que ésta no pare, que es el eje que mueve la rueda. La rueda que saca el agua del pozo.

 

 La construcción: ¡Prohibido que pare!

Los bancos: ¡Que den créditos! ¡Que no abusen y den confianza!

Los gobernantes son los que mandan porque el pueblo ha confiado en ellos y son los que deberían poner las órdenes en 24 horas.

Los campos de droga quemados.

Allí buenas plantaciones de cereales y arrozales

que sirven para el ser humano y para los animales.

¡Que no falte la comida!

 

 Ya veréis que no habrá tantos narcotraficantes ni delincuencia.

No fabriquéis armas de ninguna clase. El tabaco sabéis que es malo y mata. ¿Cómo tenéis el valor de permitir que le pongan estos productos venenosos? No habría tantas enfermedades.

 Me está diciendo DIOS que todas esas órdenes  EL que las ha puesto y autorizado: “¡Algún día se verán cara a cara conmigo! Yo tengo paciencia para esperar a ver hasta dónde llega el egoísmo del ser humano.”

 

No remováis los virus, bacterias, etc., etc. No hagáis tráfico con ellos.

 Me está dictando otra cosa más pero estoy haciendo el despistado y pienso: “A ver si se le olvida.” Pero me está diciendo con la voz de trueno:

“María De los Ángeles del Valle Valero, PONLO, ahí va.”

 

 

EL SER HUMANO SE HA DESHUMANIZADO:

De cuatro partes, tres se han convertido en fieras salvajes. Cuando haya cuatro personas reunidas, tres son fieras, una solamente buena. Están cargados de egoísmo y maldad, con la apariencia de ser humanos, pero el alma es de fiera salvaje. Si esto no cambia, les daré un escarmiento. Tienen que cambiar la agresividad por la humildad, el egoísmo por el amor, curar así todos los defectos e impurezas.”

 

 Todos estos seres tienen que reformarse, no tienen otro camino. Por ello tiene que haber trabajo para todos aquellos que lo soliciten. Si no encuentran trabajo: ¿Cómo se van a reformar? Todas estas personas que vienen de otros países extranjeros,  los llamados emigrantes, esos seres humanos no tienen por qué sufrir tanto. Al salir de su país ya están en peligro, algunos ni llegan. Después: ¿Con qué se enfrentan? Sin trabajo, sin casa, sin comida.

 

 Me está diciendo DIOS:

“Esas personas tan solo tendrían que salir de su país para viajes de placer, o si tienen que hacer alguna carrera (universitaria) o aprender algún oficio que en su país no lo puedan realizar. Hay que darles muy buena acogida en el país que ellos elijan. ¿Pero cómo vienen?-¿Y en qué situación de sufrimiento?”  No, no esto no es así, los gobernantes lo llevan mal.

 

De todos los países que hay en la tierra, bajo la capa del cielo, los he preparado para dar de comer, poder vivir y desarrollarse todos los que allí puedan nacer. Cada uno de esos países está dotado y capacitado con su clima, hay países que están dotados de petróleo, otros con combustibles propios del clima, pues como es así en todo, el planeta tierra está preparado para que podéis intercambiar.

 

De lo que no tengas en un país te lo puedes encontrar en otro. Los países están dotados de un clima que salen buenas cosechas de cereales y arroces, legumbres, buen aceite, buena viña, buen agua, buenas frutas, buen pan, BUENA MIEL, buena leche. Tenéis EL MAR, en el que hay comida para todos, fuente inagotable de buenos alimentos. Otros países tienen oro y buenos metales. Así sucesivamente todos están para cumplir con todas sus necesidades.

 

 No he olvido a ninguno de ellos, pero el egoísmo del ser humano y su maldad: Mirar lo que habéis construido en el mundo:

 Dolor, amarguras, miserias, pobreza, todo lo que conlleva el no obrar con honradez y justicia.

 ¿Pero vosotros, qué es lo que os habéis creído que el mundo está hecho para los que quieren gobernar, vivir en la abundancia y el derroche quitándoles al pueblo todo lo que le pertenece?

 

Si hay una buena cosecha, por ejemplo, de petróleo, todo lo que salga de la tierra o del mar, hay que dar trabajo a todos los del pueblo y lo que produce, repartirlo para todos. No os creáis que haya hecho las cosas para unos pocos y los otros que no tengan nada. No, no, eso no es así. Lo que está es para repartir y la herencia para todos iguales. Solo por el hecho de haber nacido en ésta tierra, ya tienes los derechos de la herencia de lo que ese país dé: La cosecha. Así no tendría que inmigrar nadie, pero si le habéis quitado todo cuanto les pertenece, ¡Qué van hacer! Se tienen que ir a buscar la comida y un mejor vivir en otro país. Eso no tiene que estar permitido.

 

Los gobernantes de todos los países UNIROS, si alguno no lo lleva con honor y justicia, se le echa del puesto que tiene, porque no es digno. Cuando un gobernante se compromete a llevar a una nación, antes de entrar tiene que prometer y cumplir que a su salida no puede llevarse mucho más de lo que traía encima, pero así no lo hacen.

 

 ¡Una ley bien escrita que tienen que dejarlo todo!

 No permitáis que vayan  mintiendo, engañando, poniendo las propiedades a nombre de otros familiares. Hay que vigilar siempre,  eso es el deber de todas las naciones para que no haya tentaciones, porque después lo pasan mal los pobres que además han confiado en ellos. No es justo que se queden cada vez más pobres  porque todos los gobernantes que entran, van a saquear todo lo que pueden.

 

 

 Volviendo a los que se apoderan del petróleo:

Si estos no lo reparten todo lo que salga para todos los del pueblo, el gobierno tiene que tener una ley que allí no haya dueño ninguno.

¡Fuera los que se quieren apoderar, fuera todos!

Eso es para el sustento del pueblo, para erradicar el hambre.

¡No tiene nadie que ser el dueño! ¡Todos dueños!

 

Ellos bien en la opulencia, bien cargados de lujos: ¿Y quién les ha dado el permiso de hacerse los dueños? Y esa ley que hace falta: ¡Que salga! Nadie puede ser el dueño del petróleo. No hace falta que nadie se mate, ni que haya disturbios, simplemente una ley mundial que pasivamente todos podáis estar a favor de la paz a través del dialogo, la justicia, la libertad y el amor. ¡Nada de guerras! Tienen que aceptarlo.

 

Lo mismo para otros países que tienen minas de oro u otros metales, carbón, etc., lo mismo para esas fabricas. Todo eso tiene que ser de los gobiernos, ellos dar el trabajo y administrarlo bien. Ya lo veríais como habría recursos para todos en abundancia y mucho trabajo. Si no lo hacéis así, por lo contrario, vais a dar palos de ciego.

 

 Cada uno que entra en el poder se va llenando sus bolsillos hasta agotar todo, no se puede ni atesorar ni acumular tanto. Cuando  te vas al otro mundo, no te puedes llevar nada, desnudo vienes y desnudo te vas.

 

Después te enfrentas con la otra vida, allí hay otras leyes, no puedes entrar cargado de egoísmo. ¿Dónde irás?  Tú no sabes Io que hay en el otro lado tras la muerte, rectificar ahora, que hay tiempo, no tardéis mucho. Si no se arreglan las cosas  y pasado un tiempo todo sigue igual, vendrá una GUERRA MUNDIAL y HAMBRUNA. Eso será igual para ricos y pobres, todos lo pasarán mal, menos aquellas personas que van por el bien, esos no tienen nada que temer.”

 

 Otra vez la voz de trueno, con más fuerza:

“Quitar los impuestos, así estaréis en el buen camino.

¡Fuera las declaraciones de las rentas!

¡Fuera el I.V.A.!

¡Esas dos erradicadas en 24 horas! ¡Fuera el catastro!

 Todo aquel que tenga una buena o bonita vivienda, como el que tenga un palacio, tiene que pagar, pero no se ha de permitir pagar para una vivienda humilde de un trabajador.

 

No le pongáis impuestos, nada más que un poquito, muy leve que no le afecte la economía, casi que no lo note: ¡Que pague el rico y no el pobre!

 

¡No lo echéis en saco roto todos esos avisos y advertencias!

 

 A todo aquel que esté en su mano, que pueda hacer algo por éste mundo y por el ser humano:

YO LE BENDECIRÉ EN LA OTRA VIDA. YO SOY EL QUE SOY: DUEÑO DE TODO EL UNIVERSO, DIOS DE LA VIDA Y DE LA LUZ.

 

 Hay muchas tierras sin cultivar, regalársela a los pobres.

¡Fuera drogas! ¡Fuera impuestos!”

 

 Me está gritando DIOS  con la voz de trueno:

“Cuando vosotros queréis, ponéis una ley que a vosotros os interesa, bien pronto que la aprobáis, por ejemplo: La ley de tráfico.

¿No os parece que ahí también os habéis excedido, en ésta ley?

Es como todas las leyes que sacáis, ¿No os dais cuenta?

 

 Es una ley fuerte, agresiva, dañina y contra el ser humano.

¿Cuándo vais a aprender la asignatura del amor hacia la humanidad?

¡Ya me lo explicaréis algún día cara a cara los que se inventan esas leyes y los que las llevan a cabo!

 

 Lo del deporte:

Sí, está muy bien el deporte si eso es un juego. Que se ganen un sueldo está bien, pero no lo olvidéis que hay mucha necesidad, por ejemplo: Una persona cae enferma, no puede ir más a trabajar. Le queda un sueldo que no le da ni para las principales necesidades. Sin embargo, sí hay de sobras para el juego.  El juego, no lo olvidéis, no es una primera necesidad. Es tan solo para cuando estén todas las necesidades del ser humano cubiertas.

 El juego es lo último.

 

¿Os dais cuenta? ¡Cómo no sabéis administrar bien un gobierno! ¡Así no irá nunca bien! Si lo primero son el juego y los vicios, mientras que las demás personas se mueren de hambre. Muchas familias no tienen nada, ni siquiera para pagar su vivienda. Padres de familia honrados a los que habéis provocado ésta situación, están desesperados en la calle y clamando al cielo, mientras vosotros consintiendo buenos estadios para juegos, buena economía y buen derroche. - ¿No os dais cuenta de vuestros errores?

 

 ¡Así no se va a levantar ninguna nación!

Porque si importan más los vicios que atajar el hambre, pues:

¡Seguir, seguir! - No hagáis nada, iros de fiesta, a divertiros que los pobres, si no tienen trabajo ni tienen para comer: 'Como yo estoy harto, no me acuerdo del que está hambriento o desnudo.' ¡Seguir así, seguir!: A la HORA DE LA MUERTE VUESTRA YO os pillaré, uno por uno en solitario.

 

Vuestros sueldos que sean bien elevados, sí, sí, bien altos, para que no os falten los caprichos, los vicios y lo poco que queda para el pueblo, quien es él que da el voto confiando que lo podéis arreglar bien para que haya trabajo.

 

 Lo primero un sueldo digno, pues: ¡Al revés!

¡Los trabajos por abajo y los sueldos también!

Poco que les dais y además cargándolos de impuestos.

¿Qué pretendéis? - ¿Con eso pensáis que sois los dueños de la tierra? Pues: ¡Os equivocáis!

 

En la tierra  todo lo que hay, se cría y nace, es para todos igual,

siempre que un ser humano dé también su trabajo. Salvo todo aquél que esté inválido o con otra posible enfermedad que le impida. El que no quiere trabajar porque sea un vago perezoso, ese no tiene derechos, pero todo aquél que es honrado y quiere trabajar, tiene los mismos derechos que un ministro. Todos los trabajos son dignos y todos no pueden ser ministros. Por lo tanto, alguien tiene que hacer los trabajos que algunos son bien duros. Estos obreros también tienen derecho de recibir un buen sueldo, tienen el mismo derecho. Si un ministro se pone un buen sueldo, un obrero también tiene sus mismos derechos e igualdades. ¡Los mismos sueldos!

 

Porque el obrero tiene mucho riesgo. Es tan digno como tú. ¡Así que ya sabéis como lo tenéis que hacer! Para los demás, si todos los que mandáis consentís la injusticia, estáis abusando, haciendo un mal uso de ese dinero que es propiedad de la humanidad. Si hay buen sueldo para vosotros, también lo tiene que haber para el obrero. Si no hay buen sueldo para el obrero, tampoco lo cojáis vosotros, puesto que no os pertenece. Sois todos iguales, hay que repartirlo para todos. De otra forma nunca irán las cosas bien. Si así vais a seguir:”Me quedo 3 y a ti te doy 1, además te lo quito con lo que te pongo de impuestos.” ¿Qué ley es esa?

 

Hay que eliminar los impuestos, el I.V.A., la Declaración de la Renta: ¡FUERA! Con tantos impuestos: ¿Cómo van a seguir adelante las familias?

¡Cómo lo habéis inventado!  Para robarles lo que ganan con el sudor de su frente. El que sea muy RICO puede pagar un impuesto, pero no uno que trabaja para vivir. ¿No os dais cuenta de vuestros errores?

 

Solo podrán pagar éstas personas que tengan muchas rentas o las que viven sin necesidad de trabajar, solo éstas personas. Para las demás: ¡Fuera los impuestos! ¡A ver, quien os ha dado ese permiso a vosotros, los que gobernáis en todo éste planeta tierra!

 

Caerá sobre vosotros todo el peso en vuestra conciencia. Os ciega la ambición. No podéis ver lo grave de la situación: Uno que entre a gobernar, sea de donde sea, o de la nación que fuere, cuando entre a gobernar tan solo debería tener un sueldo.  En el momento entre a gobernar, tiene que declarar lo que tiene  y cuando salga también. No puede llevarse nada. Si así no lo hacen: ¡Una ley para todos igual!

 Que le puedan quitar todo lo que han acumulado durante su gobernación.

 

 Si todos los que entráis, cuando os vais, hacéis un saqueo:

¿Cómo habrá para las personas verdaderamente necesitadas?

Cuando hay una catástrofe, se quedan sin sus viviendas,

necesitan otra nueva.

 

Ahí tienen que estar las arcas llenas, para esas primeras necesidades de todos los ciudadanos necesitados. ¡No ayudéis a las guerras! El que provoque un conflicto en su nación: ¡Que se los arreglen ellos solos! Nadie les debe prestar ayuda. Solamente se tiene que prestar ayuda cuando es un acto de amor.

 

Si en algún país ha habido una CATÁSTROFE DE LA NATURALEZA, ahí sí os tenéis que ayudar, además tenéis que estar todos unidos para reconstruirlo todo y levantarlo si está hundido. Para eso sí tienen que estar las riquezas guardadas, preparadas por que si se presentan éstos gastos, o para prestar ayuda a alguna fabrica que va al cierre y así poder apoyar siempre al obrero para que no le falte el trabajo.

 

Si una nación va mal y genera pobreza, el culpable es el que lo gobierna.

¡Vigilarlo! Seguro que muy disimuladamente tiene fugas de dinero que no le pertenece, hay que controlarlo. Si hay un ladrón: ¡Fuera!

Un ladrón nunca gobernará bien un pueblo que ha confiado en él.

Tiene el derecho de echarlo por ladrón. Si así lo hacéis, ya veréis coma el próximo que entre, por vergüenza y del buen escarmiento del que sale, ya no lo hará. ¿No os dais cuenta?

 

 Si todo aquél que tiene la gobernanza no tiene a nadie que le pueda vigilar, o lo controle para que las cuentas queden claras, si gobierna sin control puede hacer lo que quiera. Tan solo mira para sí mismo. Si se carga de vicios necesita mucho para sus caprichos.

Es corrupción: ¡Fuera! No se puede consentir.

No pueden tener ningún vicio.

No se puede coger del tesoro de la humanidad.

Es patrimonio de todos, no se puede tocar nada.

¡Sagrado el tesoro!

 

 Daros cuenta que todos los que tienen una responsabilidad, un puesto en el ayuntamiento, grandes empresas, la banca, directores, presidentes, administradores, etc., todos incluidos, no pueden llevarse las ganancias para su casa. Tienen que dejarlo donde está. Ya veríais como habría para todos, incluso sobraría. No existiría la pobreza, la provocáis vosotros, a mí no me podéis engañar, lo veo todo. Os dejo a cada uno, que desarrolle como es su conciencia y hasta donde sois capaces de llegar.

 

Hay que vigilar todo el planeta tierra, las administraciones de:

Penitenciarias, Seguridad Social, estadios de fútbol, Plazas de Toros. ¡Eliminar ésta fiesta sangrienta! ¡Buscar otros juegos inofensivos! ¡No los matéis despiadada mente! Vigilar todas las administraciones y entidades del mundo entero donde hay entrada de dinero: Los juzgados, las fronteras, etc., etc. Tenéis muchas bandas de malhechores, claramente tienen que resurgir bandas de bienhechores, como los ángeles puros que vigilan todo lo que está mal en la tierra. Hacer caso de éste mensaje.”

 

 Hacer caso de éste mensaje que DIOS os ha mandado para la solución y el bien para todos. ¿No os gustaría, verdad, que vuestros hijos no tuvieran nada para comer ni para calentarse en el invierno, ni tener vivienda, ni que un padre no tuviera trabajo? ¿Verdad que no os gustaría eso para vuestros hijos? Poneros la mano en el pecho y meditarlo, esa situación es la que han creado los que mandan, con tantos impuestos que los ahogan, no pueden salir adelante. Si una fábrica va al cierre: ¡No lo permitáis!

¡Ayúdenle!

 

 A las pequeñas empresas: Ayúdenles. Son muy importantes también. Estas empresas, aunque son pequeñas, pero unidas entre si son muy

grandes, son muchas y hay mucha gente trabajando. La mayoría son autónomos o familiares que se buscan la vida para poder trabajar. Si les ponéis muchos impuestos difícilmente saldrán para adelante, ya que escasamente ganan para comer  ¿Cómo van a poder pagar?  Darles buenas ayudas, no les pongáis los impuestos para que pueden salir adelante. La gente quiere trabajar, pero si no pueden ganarse la vida, tienen que cerrar. No lo consintáis que lleguen a éste extremo.

 

 El trabajo para un obrero es lo primero. Si no, decirme de qué van a vivir, sin comer la gente no pasa. Es es un derecho que se adquiere nada más nacer, respetar eso y al prójimo.

 

 Lo que no quieres para ti: ¡Tampoco para los demás!

Si empezáis quitando todos los impuestos, dejando que haya trabajo para todo aquél que quiere trabajar y quitáis la droga, por ese camino sí iréis bien. Un sueldo se necesita siempre, no lo olvidéis.

¿Qué van hacer las personas sin un sueldo?

 

 “A ver, decirme. No os durmáis, no podéis iros a la cama, mientras que no estén todos los obreros en su trabajo.”

 DIOS me lo está dictando y dirigiendo:

 

"¡No permitáis que llegue la hambruna!

¡No permitáis fabricar armamento de guerra!

Solo  sirven para la destrucción del ser humano.

¡No a las armas!

¡No a la guerra!

 

 No perdéis el tiempo en cosas que pueden perjudicar al prójimo.

Lo primero es el sueldo de un obrero, qué no le falte el jornal.

Hay que vivir y dejar vivir. La vida es SAGRADA":

 

DIOS me dice que nos juzgará a cada uno personalmente. DIOS nos pillará en solitario a cada uno de nosotros después de la muerte. Todo esto os aseguro, lo dice una persona que murió, que ha estado en la otra vida y ha vuelto para contarlo. DIOS así me lo ha ordenado.

 

 Además de que os hablé, expliqué de que sí, que es de verdad, que sí existe la otra vida y enseñaros el camino para llegar allí. Este mundo es de paso, ya lo veis, todos se van, nadie se queda. Nada más venimos para aprender a convivir con los seres humanos, a dar mucho amor  y ayudarnos  a todos. Para DIOS  no hay diferencias, todos somos iguales.

 Hemos venido para aprender muchas cosas,  cuantas más aprendamos será mejor. Tenemos que tener la mente psíquica llena de sabiduría y amor.

 

 Si una persona está aquí en la tierra en un puesto elevado y puede

ayudar a que mejoren las cosas, es porque DIOS le ha dado esta

oportunidad. Debe de aprovecharla con buena honradez, para el beneficio del ser humano. No debe de ser para el beneficio propio, ni para poner protocolos:

 

"¡Fuera protocolos, fuera! Para nacer y para morir todos sois igual, ¿verdad? Pues así con todo. No queráis ser más que nadie. Tenéis que estar todos unidos, quereros mucho, ayudaros con amor de verdad. Estos que son agresivos y codician lo ajeno, NO IRÁN A LA LUZ, A LA PAZ DE DIOS".

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
Copyright: DEL VALLE VALERO, MARIA ANGELES, N.I.F: 17969254-K, ISBN 978-84-940863-3-5, Asiento Registral: 10/2012/394, HU-37-12 con fecha de 28/06/2012.